Bosques

Consideramos al bosque como uno de los elementos vitales para el funcionamiento de los procesos naturales y las comunidades sustentables. En los bosques se mantiene un alto porcentaje de la rica biodiversidad que posee el país. Su conservación y gestión adecuada garantizan la protección del recurso hídrico, del suelo y disminuyen la vulnerabilidad de las comunidades frente desastres naturales. Los bosques tienen una función reguladora del clima y son vitales a la hora de enfrentar la problemática del cambio climático, uno de las amenazas ambientales más graves que enfrenta el mundo hoy en día.

Reconocemos además en el bosque su función productora de una serie de beneficios que incluyen la madera, medicinas y otros materiales utilizados en artesanía, industria, etc.

Si bien los últimos estudios de cobertura forestal en Costa Rica nos indican que grandes áreas han ido recuperando su cobertura forestal, también nos señalan claramente que existen otras áreas que presentan “frentes de deforestación” importantes donde bosques de un alto valor estratégico en términos de la conservación de biodiversidad o de la conectividad de áreas silvestres protegidas se destruyeron en los últimos cinco años. Además es claro que las áreas recuperadas son bosques en sus primeras etapas de recuperación que a menudo no cumplen de manera integral las funciones mencionadas y son muy vulnerables a ser deforestadas.

A pesar de la recuperación de cobertura, se reconoce que en general los pocos bosques primarios que aún se conservan fuera de las áreas silvestres protegidas y el recurso forestal en general se encuentran bajo agresión continúa que provoca ya sea su destrucción o su degradación. Reflejo de esta situación tenemos que el país enfrenta una crisis de producción de madera para abastecer el consumo nacional, al mismo tiempo que la lista de especies de árboles aprovechados para madera que se encuentran en peligor de extinción se incrementó en mas de un quinientos por ciento en los últimos diez años. La tala destructiva de árboles grandes, en bosques primarios o en sistemas agroforestales, tanto legal como ilegal, con uso de maquinaria pesada es una de las principales causantes de esta situación.

Asimismo la expansión de los monocultivos como la piña y más recientemente los monocultivos para la producción de agrocombustibles también representan una seria amenaza contra los bosques y el recurso forestal en general. Finalmente, la proliferación de construcciones para turismo a que se ha visto sometido algunas de las zonas costeras y otras áreas de interés turístico han causado y siguen causando una degradación del recurso forestal.

Esta situación, hace que la conservación de los bosques remanentes así como la recuperación de bosques de buena calidad , enriquecidos mediante procesos de restauración , sea una actividad urgente para restablecer la sustentabilidad del país.

Es por esto que mucho de nuestro esfuerzo lo hayamos concentrado en estudiar, desarrollar, evaluar y promover métodos autóctonos de restauración de bosques. Estamos claros, al igual que muchas organizaciones comunales y sociales que la plantación de monocultivos de árboles no es un bosque ni brinda los mismos beneficios a la sociedad. De ahí que hayamos ido refinando a partir de experiencias campesinas locales una propuesta de restauración del bosque tropical.

En Coecoceiba nos interesamos por la relación del bosque y las comunidades sustentables. Creemos que el modelo de Parques Nacionales que le ha dado una cierta fama al país ha cumplido una función importante en evitar que muchos bosques fueran destruidos durante la expansión ganadera.. Sin embargo ha aportado poco en lo que se refiere a crear y fomentar un vínculo dinámico entre comunidad y el bosque, llegando en algunos casos a ser un modelo excluyente de comunidades que ha facilitado la piratería de información bioquímica por parte de grandes corporaciones. Es así que desde Coecoceiba priorizamos el trabajo en promover la gestión ordenada y la restauración del bosque en comunidades rurales y urbanas, desempeñándonos desde varios espacios a saber:

  • Apoyo a comunidades y organizaciones locales en campañas de defensa y gestión ordenada de bosques
  • Estudios y promoción de la restauración de bosques y producción ecologista de madera
  • Incidencia legislativa promoviendo las reformas y adecuaciones de la ley forestal de modo que se facilite una relación óptima entre bosques y comunidades sustentable

Para nuestro trabajo hemos construidos alianzas fuertes con organizaciones campesinas ecologistas e indígenas a nivel local, nacional e internacionalmente.

Formamos parte del grupo de trabajo en bosques de la Federación Costarricense para la Conservación de Ambiente y a nivel internacional coordinamos el Programa de Bosques de Amigos de la Tierra.