Nuevo Intento de Desalojo en Comunidad de Medio Queso

«Sólo tenemos palas y machetes»

El viernes 6 de julio la comunidad de Medio Queso denuncia una nueva intromisión de guardias privados dentro de esta comunidad. A eso de las 10:30 pm mientras la dormían los campesinos guardias del señor Elmer Varela ingresaron a la finca Marabamba disparando tiros al aire y quemando las champas o casas provisionales.

Los antecedentes:

La finca ubicada en Medio Queso (Distrito los Chiles. Zona Norte, Costa Rica) de 420 Ha. Propiedad de la empresa Naranjales Holandeses S.A. La cual, según los campesinos, estaba ociosa. Fue tomada 8 de abril del 2011, ante la problemática de falta de tierras, 316 familias campesinas. Desde entonces han habido cuatro desalojos, dos de ellos violentos.

El mismo 8 de abril la policia en conjunto con Elmer Varela y su grupo de seguridad privada, ingresaron a la finca a sacar a las familias y con tractores destruyendo las “champas” que fueron construyendo las familias.

El 13 de abril del 2011 la comunidad decidió volver a ingresar a la finca y siete días después se dio un segundo desalojo. “Los guardas privados entraron armados en chapulines para destrozar las champas. Disparando balas de goma a la gente, donde cerca de 4 personas fueron heridas, entre ellas mujeres y niños. Después de 7 meses de trabajar la tierra, se dio un tercer desalojo.” Comentó Alvaro Hernándes Luna, miembro de la comunidad de Medio Queso. También el 24 de noviembre del 2011 volvieron a destruir las champas y los cultivos que habían sembrados.

Hernándes recordó que el 22 de marzo del presente año “la violencia incrementó cuando ingresaron 30 guardas privados en complicidad con la Fuerza Pública (cerca de 420 oficiales de la Fuerza Pública, incluyendo antimotines) nos destruyendo todo lo que teníamos sembrado: maíz, frijoles, tiquisque, yuca y otros cultivos. Nuevamente nos quemaron las champas, nos envenenaron los pozos, nos mataron animales, golpearon mujeres y detuvieron a 17 personas se encontraban dentro de la finca. Posteriormente el 1 de julio los guardas privados dispararon a campesinos que estaban trabajando la tierra, hubo 6 personas heridas de gravedad, donde tres aún se encuentran en estado delicado.”

Por otro lado, Jessenia Barraza Orozco narró lo sucedido la noche del 6 de julio. La campesina dijo: “Alrededor de las nueve de la noche, en la finca Marabamba vimos la participación directa de la Fuerza Pública junto a los guardas privados de Elmer Varela amenazando y amedrentando a los vecinos y vecinas de la finca, con balazos al aire. De esta manera amenazaron para que los campesinos salieran de sus champas, las cuales varias fueron quemadas. Ingresando nuevamente con chapulines para destruir los cultivos.

Barraza señaló: Hacemos un llamado a Allan Obando, director de la Fuerza Pública de la sede de Los Chiles, para que pare y saque de la finca a esos guarujas que metió el señor Varela a la finca Marabamba. Ya no estamos dispuestos a soportar más ataques por parte de él, le pedimos que haga todo lo posible por detener a este sujeto sino estamos dispuestos a llegar a las últimas consecuencias”

Por ultimo, los campesinos pidieron a la sociedad nacional e internacional se mantenga atenta a cualquier tipo de agresión a las comunidades campesinas que deseamos cultivar la tierra en forma pacífica.